Todos hemos soñado alguna vez con nuestra casa ideal y aunque en ocasiones nos parece una tarea complicada e inviable, una reforma integral puede ser la solución que estás buscando. Hoy queremos abarcar el tema del proyecto de reforma de vivienda, una duda a la que muchos se enfrentan a la hora de realizar reformas en casa. A la hora de llevar a cabo una reforma en una vivienda es fundamental cumplir un aspecto legal: disponer de los permisos municipales pertinentes para la ejecución de esos trabajos, que en cada caso variará los cambios que se desean realizar. Por ello, debemos saber si lo que queremos hacer se considera una obra mayor o menor.

Además, te invitamos a que eches un vistazo a estos consejos para la reforma integral de tu vivienda, para que tengas en cuenta una serie de factores previos.

¿Qué es el proyecto de reforma de vivienda?

Cuando pensamos en reformar, lo primero que se nos viene a la cabeza son aquellas acciones que llevamos a cabo para intentar mejorar, ya sea por cuestiones estéticas o funcionales. Sea cual sea su finalidad, es aconsejable cumplir con las normativas y permisos necesarios para no llevarnos sustos posteriores. Así pues, cuando hablamos de proyecto de reforma de vivienda nos estamos refiriendo al documento técnico, que redacta un profesional competente (arquitecto o arquitecto técnico), en el que van indicadas todas las características técnicas de la obra de reforma que se va a llevar a cabo en la vivienda.

Por ejemplo, si solamente vamos a proceder a la reforma de los acabados, entre los que se incluirían obras sencillas como pintar las paredes y los techos, o cambiar los suelos; sólo sería necesario un permiso de obra, el más simple de todos. Bastará con solicitar un comunicado de obra, cuyo fin es estrictamente informativo.

Por otro lado, si la reforma se centra en cambiar la distribución de la vivienda, como por ejemplo, dividir un dormitorio o convertir una cocina en un aseo, necesitaremos contar con una licencia de obras municipal y cumplir estrictamente el Código Técnico de la Edificación. 

En el caso de tratarse de reformas de fachadas, por ejemplo, necesitaremos una licencia de obra mayor. Lo mismo ocurre con las reformas que sirvan para incrementar la superficie de una vivienda, mediante la construcción, por ejemplo, de una cerca, y todas aquellas que afecten a la estructura de la casa. Es decir, cuando se retire un pilar, un techo o una pared maestra será obligatorio contar con una licencia de obra mayor y pedir permiso al resto de propietarios (si vivimos en una comunidad, sino no fuese necesario).

¿Por qué es necesario un proyecto de reforma de vivienda?

Por lo general, es aconsejable contar con la ayuda de un profesional (arquitecto o arquitecto técnico) que asesore y recomiende las mejores medidas adaptadas a las necesidades de la vivienda. En cualquier caso, será obligatorio en aquellos casos en los que la reforma afecte a la distribución o superficie original de la vivienda, elementos estructurales y/o elementos comunitarios.

Desde Constructora Rey, recomendamos tener en cuenta todos estos aspectos, además contamos con un equipo de profesionales con gran experiencia en la arquitectura y construcción para realizar proyectos de reformas a partir de tus necesidades y adaptarlo adecuadamente a tu presupuesto. Puedes contactar con nosotros a través de este formulario y contarnos tu caso, ¡Te asesoraremos sin compromiso!